Miércoles, 17 Junio 2020 10:50

Cuando las escuelas cristianas se fusionan

Valora este artículo
(3 votos)

Cuando las escuelas cristianas se fusionan

Mi hijo, quien estudia en Messiah College, compite en decatlones (competencia que consiste en 10 agotadoras pruebas de carrera, lanzamiento y salto llevadas a cabo durante dos días) y si hay una cosa que él me ha enseñado acerca del decatlón, es que el objetivo principal es simplemente llegar a la meta final y completar las 10 pruebas.

Como su padre, lo vi luchar y esforzarse al dar sus primeros pasos; esto fue hace ya 20 años. Luego lo vi superar numerosas lesiones físicas, incluyendo dos fracturas diferentes de espalda. Aunque en su año de graduación la temporada de atletismo fue cancelada debido a COVID-19, sus fuerzas, perseverancia y dedicación no decayeron. Fue debido a todos estos desafíos que mi hijo enfrentó, que yo tengo una visión más amplia de cómo su carrera como decatleta implicó tiempo y esfuerzo; hubo períodos de éxito en ascenso y también retrocesos momentáneos en los cuales fue impulsado por su determinación y compromiso por la excelencia.   

Como superintendente de la Christian School Association de Greater Harrisburg (CSAGH), un distrito escolar cristiano privado que cuenta con dos escuelas en la región central de Pensilvania, puedo dar fe de que el éxito en cualquier esfuerzo colaborativo, como por ejemplo la carrera de mi hijo como decatleta o la fusión de dos escuelas cristianas, inicia como algo pequeño, pero luego vienen los momentos de mayor intensidad que son confrontados por derrotas momentáneas y es en esos momentos cuando debemos ser inspirados por nuestro deseo de alcanzar una misión y visión.

Antecedentes para una fusión escolar

CSAGH fue fundada en 1954 para asociarse con familias que proveyeran educación bíblica a sus hijos. Con los años, el Señor comenzó a desarrollar una visión progresista de crear una red regional de escuelas cristianas en el área metropolitana de Harrisburg. Después de décadas de oración, conversaciones a diferentes niveles y una gran cantidad de pensamientos y sueños, surgió una oportunidad para que Harrisburg Christian School colaborara con West Shore Christian Academy.

Harrisburg Christian School (HCS) y West Shore Christian Academy (WSCA) están ubicadas en lados opuestos del río Susquehanna, a más de 32Kms de distancia. Una de las escuelas (HCS) está ubicada al pie de una montaña y la otra (WSCA) a lo largo de la calle principal en un pequeño pueblo. Contamos con 104 profesores y personal administrativo. Las escuelas cuentan entre sí con más de 620 estudiantes inscritos, que cubren un área extensa de alrededor 1,258 Kms² y representan más de 150 iglesias en el centro de Pensilvania.

La colaboración se hizo realidad en enero de 2017 cuando CSAGH, haciendo negocios con HCS, adquirió WSCA, un ministerio de la Iglesia Bíblica Bautista (BBC por sus siglas en inglés). Múltiples factores hicieron que ese momento fuera el más adecuado para la unificación y por ello, avanzábamos rápidamente (alrededor de seis meses de principio a fin) para hacer realidad la adquisición. Fue complicado, se necesitaban extensos acuerdos de compra de activos y contratos de alquiler (el campus de WSCA es propiedad de una iglesia). Estuvimos en consultas frecuentes con abogados y expertos financieros y mientras esto ocurría, tranquilizábamos a los docentes y al personal administrativo, así como a los padres y los estudiantes, asegurándoles que sus escuelas se verían beneficiadas con esta asociación.

Teníamos la convicción de que un distrito escolar cristiano privado expandiría las oportunidades educativas para los estudiantes, estabilizaría y mantendría la educación escolar cristiana a futuro y ampliaría el impacto de la educación cristiana en esta región y, eventualmente, en todo el mundo. Estamos convencidos que la visión de CSAGH para la educación escolar cristiana colaborativa puede ayudar a aumentar dramáticamente nuestra influencia evangélica en el centro de Pensilvania.  Debido a nuestra inscripción mixta, somos los proveedores de educación cristiana más grande en la región central del estado y uno de los más grandes en el noreste de los Estados Unidos. A medida que nuestros estudiantes sirven, practican, trabajan, actúan y adoran en iglesias locales, lugares de trabajo y comunidades, el Evangelio llega a un público más amplio y diverso que cualquiera de las escuelas podría tener por sí mismo.

Éxitos y desafíos

Puzzles.jpgEn nuestros primeros años como distrito escolar privado cristiano, ha habido muchas razones importantes por las cuales celebrar. Algunos de nuestros éxitos han sido visibles, por ejemplo, las oportunidades combinadas de desarrollo profesional para el profesorado; retiros para estudiantes que conectan el énfasis espiritual con el liderazgo, una enorme cantidad de recursos curriculares agrupados como libros de texto y equipo de laboratorio de ciencias; personal docente compartido entre las sedes; y esfuerzos unificados para recolectar dinero a través de eventos de recaudación de fondos y la captación de donantes.

Otras situaciones exitosas se dieron tras bambalinas, pero son igualmente indicativas de progreso continuo. Unificamos la Junta Directiva de CSAGH con miembros de ambas escuelas; se estableció y desarrolló el equipo administrativo de distrito (es decir, la Dirección Financiera, la Dirección Operativa, Recursos Humanos, Departamento de Tecnología); con contratos de empleo sistematizados, salarios, beneficios, evaluaciones y planes de crecimiento profesional; manejando un lenguaje unificado de misión, visión y valores centrales del distrito; se comenzó la unificación de competencias educativas y objetivos de cursos; se integraron y sistematizaron los procesos informáticos, incluyendo el almacenamiento y la seguridad de datos; y se unieron las operaciones de servicio de alimentos y la administración de las instalaciones.

Sin embargo, la fusión no ha estado exenta de desafíos. Unir dos escuelas con culturas, estilos y fortalezas distintas requirió que tanto empleados como familias y estudiantes tuvieran la certeza de que su amada comunidad escolar sería simultáneamente preparada y preservada para un largo, pero prometedor futuro. Equilibrar estos objetivos no siempre ha sido fácil (y a veces nos hemos equivocado), pero solo tres años después, notamos que la inscripción de estudiantes y las donaciones financieras han tendido a ir en aumento, mientras nuestra deuda institucional general ha disminuido. Acabamos de lanzar nuestro primer proceso de planificación estratégica conjunta, del cual esperamos que emerjan objetivos claros que continuarán guiando nuestros esfuerzos para apoyar de manera estratégica y sostenible nuestra misión de proporcionar una educación Cristocéntrica que agudice las mentes, profundice la fe y desarrolle los dones y talentos.

Muchos atletas exitosos hacen ver el deporte que practican como algo que no requiere mucho esfuerzo y, como espectadores, a menudo atribuimos el éxito a cualidades vagas como el talento, la suerte y el buen entrenamiento. La próxima vez que mi hijo compita de nuevo en la pista, yo seré de los pocos que realmente sabrá cuánta práctica, entrenamientos extenuantes, refinado de habilidades, fracasos superados y disciplina mental él ha invertido para rendir al máximo.

La educación cristiana colaborativa vale la pena

El cofundador de Apple, Steve Jobs, dijo una vez: "La mayoría de los éxitos de la noche a la mañana tomaron mucho tiempo". Nuestra inversión en el éxito de unificar Harrisburg Christian School y West Shore Christian Academy ha implicado un esfuerzo significativo. Si la unificación pareció fácil fue por la gracia de Dios. Aunque hemos trabajado duro para cuidar cada detalle, les aseguro que la educación cristiana colaborativa vale la pena y merece el esfuerzo y los contratiempos. Acepta el desafío, cosecha las recompensas y disfrutemos del viaje ¡juntos!

 


Phil Puleo es el superintendente de la Christian School Association de Greater Harrisburg (CSAGH), una organización que supervisa tanto la Escuela Cristiana Harrisburg (HCS) como la Academia Cristiana West Shore (WSCA). Phil trabajó en la Harrisburg Christian School durante siete años como director de secundaria y ocho años como director antes de que CSAGH adquiriera WSCA en 2017. Phil tiene una licenciatura en historia de educación secundaria de Messiah College y una Maestría en Administración de Negocios de Frostburg State University. Phil es miembro de varios consejos, incluido el Consejo Regional del Nordeste de ACSI, el Consejo Asesor Presidencial del Messiah College y la Corporación de la Universidad Bíblica de Lancaster. Él y su esposa, Cristen, tienen cuatro hijos. 

 

Visto 385 veces Modificado por última vez en Lunes, 22 Junio 2020 19:10